El Hornazo: un manjar desde las orillas del Tormes

Aunque a primera vista nos pueda parecer lo mismo, el hornazo y la empanada tienen grandes diferencias tanto en su origen elaboración así como en su sabor.

Antiguamente era considerado un plato de pastores, ya que estos pasaban largas horas o incluso días fuera de su casa. Más tarde se popularizo entre caballeros y cortesanas convirtiéndose en un plato tradicional.

El hornazo consiste en una masa rellena de chorizo, lomo y jamón horneado durante media hora… ¿Quieres saber más sobre este plato?

A pesar de su simpleza, ha conseguido ser uno de los principales platos de la cuaresma y la semana santa en distintas ciudades de España. Entre ellas podemos destacar el hornazo de la ciudad salmantina, en la que es típico comer este manjar a orillas del río Tormes el lunes siguiente al finalizar dicha festividad.

Esta tradición se remonta a la época del reinado de Felipe II, cuando todas las mujeres de la vida fácil eran expulsadas de la ciudad a la llegada de este rey durante la cuaresma y la semana santa. El padre de la Mancebía, conocido como el “Padre Putas”, permitía su regreso el lunes siguiente al domingo de resurrección. Los lugareños festejaban la llegada de estas a la ciudad, incluso iban a buscarlas en barcas acompañados siempre de una buena ración de hornazo. Desde entonces todos los lunes siguientes al domingo de resurrección se reúnen familiares, amigos, etc. para celebrar el Lunes de Aguas a orillas del río Tormes en la ciudad de Salamanca.

Así después de conocer su historia que mejor forma de terminar este artículo que con la receta de el maestro Karlos Arguiñano.

INGREDIENTES

  • 300 g de harina
  • 40 ml de vino blanco
  • 60 ml de agua
  • 10 ml de aceite de oliva
  • 30 de manteca de cerdo
  • 25 g de levadura fresca
  • 2 huevos (1 para pintar el hornazo)
  • ½ cucharadita de pimentón
  • 1 cucharadita de sal

PARA EL RELLENO

  • 200 gr. de chorizo
  • 300 gr. de filetes de lomo de cerdo
  • 200 gr. de jamón
  • 2 huevo
Homemade Hornazo

Foto original: www.juanideanasevilla.com

PREPARACIÓN

Coloca la harina en un bol grande, hazle un hueco por la parte central y agrega 1 huevo, el aceite, la sal y el pimentón. Calienta el vino con el agua y agrega la levadura y la manteca de cerdo. Mezcla bien hasta que se disuelva todo bien e incorpora al bol. Amasa hasta conseguir una masa homogénea. Pasa a otro bol, cubre con un trapo húmedo y deja fermentar durante 30 minutos. Pon los huevos del relleno a cocer en una cazuela con agua hirviendo. A los 10 minutos, saca, pela y córtalos en lonchas.

Espolvorea una superficie plana con harina. Divide la masa en dos partes. Estíralos con un rodillo dándoles forma redondeada. Coloca 1 parte sobre la bandeja del horno (forrada con papel de hornear) y cúbrela con los filetes de lomo. Pon encima las lonchas de chorizo, las rodajas de huevo cocido y las lonchas de jamón. Pon encima la otra parte de la masa, recorta los sobrantes y cierra bien presionando con las manos. Amasa los sobrantes y decora el hornazo. Píntalo con 1 huevo batido y hornéalo a 200º C durante 30 minutos. Sirve.

Receta original de Karlos Arguiñano.