Origen de las diez tapas españolas más populares (parte 3)

Tortilla, croquetas, calamares, bravas… todas estas tapas son algo casi obligatorio en la carta de los bares típicos españoles, tanto dentro como fuera de nuestro país. Pero a pesar de que estas tapas son tan conocidas y adoradas, seguramente pocos de vosotros tendréis siquiera una ligera idea del origen de algo tan cotidiano en España. Pues con este post completaremos la serie que empezamos hace dos semanas, en la que os explicamos el origen y algunas curiosidades de vuestras tapas preferidas.

8 – Empanada:

El origen de la empanada gallega es bastante incierto. Los datos más antiguos sobre la empanada los podemos hallar en la cuna misma de nuestra civilización. En la antigua Persia varios siglos antes de Cristo, ya se conocía un plato que podía tener bastante que ver con la empanada tal y como la conocemos hoy en día.

Se cree que pudiera haber sido Grecia la causante de la entrada de la masa de empanada en el mundo occidental, ya que según los árabes los griegos preparaban una pasta, conocida como philo, especial para ser rellenada. Esta pasta, muy apreciada por su textura suave, crujiente y fina una vez horneada, pasó a hacerse muy popular pasando rápidamente a extenderse hacia todo el Medio Oriente en general.

El conocimiento de la empanada en nuestro país tiene muy probablemente su origen en la entrada de los árabes en Al-andalus. Se atribuye al conquistador árabe de nombre Tarig ibn Ziryad, quien dio nombre a la ciudad de Gibraltar. Los árabes preparaban una especie de empanadillas de trigo rellenas con carne de cordero conocidas como fatay o esfiha, así como otras variedades tanto dulces como saladas, que calaron hondo en nuestra cultura y que se fueron difundiendo con mayor o menor fortuna a todos los rincones de nuestro país.

Fué tanto el éxito de este exquisito manjar que llegó a evolucionar en infinidad de variantes, entre ellas la empanada tradicional gallega, hecha con pan de millo (maíz) y rellena con frutos de mar.[6]

empanada gallega

9 – Montadito:

El montadito o simplemente montado, es un bocadillo realizado con un tipo de pan de barra muy pequeño que suele llamarse del mismo modo. Son muy extendidos y conocidos en España, que tiene una gran tradición desde los siglos XV o XVI en montar (poner encima) viandas sobre el pan. La cultura del montadito es anterior a las del sándwich y del bocadillo.[1]

montaditos

10 – Paella:

Hay muchas teorías acerca del origen de la paella; sin embargo, debes tener claro un par de datos muy importantes.

El primero está relacionado a su origen; y es que si bien hoy es uno de los platos más populares de España, la paella es una creación gastronómica que emergió en Valencia, y para ser más precisos, en las lagunas de la Albufera, resultado de las filtraciones naturales de las aguas de la costa mediterránea valenciana.

El segundo tiene que ver con los ingredientes que se utilizan en la cocción, ya que en la mayoría de los restaurantes del mundo en los que aparece el plato en la carta, se sirve con frutos de mar. Y no es que esto sea un error; dada la riqueza de los ingredientes mediterráneos, permitió hacer variaciones a la preparación inicial; no obstante, es muy importante que sepas que la paella original no lleva calamares ni langostinos; la genuina receta, y con el perdón de los vegetarianos, es mucho más sustanciosa, porque incluye pollo, conejo y verduras. [7]

Paella

Por ultimo, os dejamos un enlace a las dos entregas anteriores, por si no queréis perderos nada. Esperamos que os haya gustado y os recordamos que podéis visitar nuestra tienda para encontrar una selección de lo mejor de los mejores productos españoles.

  • Origen de las diez tapas españolas más populares (parte 1)
  • Origen de las diez tapas españolas más populares (parte 2)

[1] Wikipedia
[6]El club de la empanada
[7]enespana.about.com