Serving wine at room temperature or cold?

¿Servir el vino frío o a temperatura ambiente?

Para disfrutar de un buen vino no solo hay que elegir un buen reserva. Si te gusta el vino y quieres sacar el máximo partido al mismo,  debes instruirte y adquirir unos conocimientos mínimos sobre como consumir cada tipo de vino. No hace falta que seas un enólogo experto con que tengas en cuenta ciertas pautas será más que suficiente.

Quizás le haya surgido la duda de si servir el vino frío o a temperatura ambiente. Cada vino requiere una situación y un tipo de comida adecuada, una conservación óptima y una temperatura de servicio ideal. Saber estas generalidades le harán triunfar como anfitrión de cara a una comida social, familiar o laboral.

¿Un vino para cada tipo de comida?

Pues sí, cada tipo de comida exige un vino determinado:

  • Para carnes rojas lo adecuado es acompañarla con un vino tinto.
  • El pescado y el marisco se disfruta con un vino blanco.
  • Los postres y aperitivos se saca mayor partido con vinos dulces.

¿La misma temperatura para todos los vinos?

Hay ciertos errores  que debes evitar a la hora de conservar los vinos y también en el momento de servirlos, por ello debes saber cuando servir el vino frío o a temperatura ambiente ya que no todos se sirven a la misma temperatura.

Por regla general:

  • Los vinos blancos se sirven fríos
  • Los rosados no muy fríos, más bien frescos.
  • Los vinos tintos se sirven a temperatura ambiente.

Lo adecuado es conserva los vinos en lugares fríos como bodegas, lugares frescos o armarios con refrigerador. Nunca conserve los vinos en el frigorífico ya que lo único que logrará será estropearlos.

Para Lograr el enfriamiento adecuado de los vinos blancos y rosados puede utilizar una cubitera con agua, hielo y sal. También podrá utilizar el frigorífico para enfriarlo (no para conservarlo), pero el tiempo será mucho mayor. El vino nunca debe estar más de dos horas en el frigorífico ni se debe utilizar el congelador para acelerar el enfriamiento.

En el caso de los vinos tintos, una vez elegido el adecuado para la ocasión, debe sacarlo de la bodega entre treinta minutos y una hora antes para que coja la  temperatura adecuada. Si esta es demasiado elevada utilice un recipiente especial para vinos que lo aísle. Aleje el vino de lugares con demasiado calor.

Si la comida es en exteriores la temperatura, enfriamiento y conservación, se debe cuidar aun más. Es conveniente evitar que el vino este en contacto con el sol, para ello preparar una mesa a la sombra con cubitera para vinos blancos y rosados o recipientes aislantes para los vinos tintos.