Tapas y Pinchos: diferencias y similitudes

Las Tapas son uno de los elementos de la gastronomía española más conocidos y apreciados internacionalmente y han llegado a convertirse en una seña de identidad española. Pero las Tapas tienen un familiar muy cercano originario del país vasco, menos conocido fuera de las fronteras españolas, pero muy similar en cuanto a su forma de consumo: los Pinchos.

Ejemplos de pinchos

Ejemplos de pinchos

Tanto las Tapas como los Pinchos (también conocidos como Pintxos, que es la palabra usada en Euskera), son pequeñas raciones de comida que se sirven en los bares como aperitivo junto a una bebida.

También existe una forma determinada de consumo común que dio lugar al verbo “tapear”. Este verbo nace del hábito que existe en muchas localidades españolas de salir con amigos para ir a un bar, consumir un tentempié junto con una cerveza o un vinito y luego cambiar de establecimiento para degustar más tapas o pinchos. Esta práctica ha ido sustituyendo cada vez más comidas y cenas convirtiéndose en una nueva forma de compartir la variedad gastronómica española rodeados de familiares o amigos.

Diferentes tipos de tapas

Diferentes tipos de tapas

Sin embargo, a pesar de las claras similitudes, Tapas y Pinchos son fácilmente diferenciables. Para empezar la Real Academia de la Lengua Española los define de distinta forma:

– Tapa: una pequeña porción de algún alimento que se sirve como acompañamiento de una bebida.

– Pincho:  una porción de comida tomada como aperitivo, que a veces se atraviesa con un palillo.

Pero además su definición, la principal diferencia está en que una tapa necesita de utensilios para comerla, mientras que un pincho suele ser más reducido y con menos ingredientes, y la mayoría de las veces incluye un palillo que une todos los ingredientes.

Además, las tapas suelen ser un aperitivo generalmente sin coste económico adicional. Por el contrario los pinchos no están incluidos en el precio de la bebida, por lo que tradicionalmente los camareros se servían del numero de palillos usados por cada grupo de clientes para calcular el importe de la consumición.

Ahora que conoces la diferencia entre ambos, sólo tienes que echar un vistazo a nuestra tienda para encontrar lo mejor de los mejores productos españoles. Con un poco de imaginación serás capaz de preparar pinchos dignos de la mejor taberna vasca, o sofisticadas tapas de calidad que podrían ser servidas en los más famosos bares de tapas.